Cállate

Deja que te diga, cállate. Mira tampoco hace falta, cierra el pico. Siéntate, y deja que ponga cinta en la boca porque estoy tan harta de que no quieras escuchar. ¿Sabes? Eres tan estúpido que ni siquiera quieres ver que la casa que comparto contigo se puede desvanecer tan rápido como el fuego arrasa con…

Luchar o morir

La decisión estaba tomada, después de darle muchas vueltas llamé a un taxi para que me llevara a Barajas, compré  un billete con destino a París. Subí al avión y comencé a escribir en el móvil un mensaje para  cada uno de mis seres queridos. Dos horas después ya estaba allí. Decidí pasear por mis…