Restringida sociedad;Voy a seguir siendo yo

Lo siento si no soy como tú quieres que sea. Lo siento si con mi manera de hablar, pensar y sentir te he dado a entender algo que no era y te he hecho daño sin querer. Lo siento, lo siento, lo siento mucho por todas las veces que sin querer te pudiese haber herido. Siento mucho…

Duelos de infancia

Cuando Ernesto murió, el pequeño Isaac se quedó roto en mil pedazos. Sentía un profundo y punzante dolor en el corazón, como si le estuvieran clavando cristales ardiendo, sin tregua. Notaba como algo se quebraba en su interior, presionándole incluso la ira y los miedos hasta dejarle bloqueado, sin poder apenas moverse, paralizando todo su…

Espejo retrovisor

Soy de tormentas y noviembres malgastados, fuiste la leyenda del monstruo de ese lago, trinchera impaciente de los besos caída fugaz, rompí las redes del amor encuadernado. Terminó el juego, dibujamos un punto aparte, la despedida y mis espacios, naufragué al extrarradio de tus pies, voy a sentirme en cada piel hasta descoser las excusas…

Partida

Partida, de partir. Entrego mi vida en cada reparto de cartas, barajo mis olvidos en corazones empicados, en rombos de tréboles, en comodines incómodos. Los recuerdos, repartidos sobre un tapete, tapete color desierto, no se reparten parejas de tríos dudosos, las dobles parejas huyen en escaleras de colores inciertos, póker de añoranzas en cada manga…

Hogueras

Y  dejas que tu pueblo arda en hogueras que tú mismo has creado para luego apagarlas preocupado bajo mil focos encendidos sólo para ti   y convertirte en el héroe definitivo que alimenta y salva a la gente: conseguir desde hilos escondidos que se crean supervivientes y tú iluminado y sonriente el último de los…

Verde perpetuo

Tendía a tentar a tientas, a trazar el lienzo de la utopía. Temía tanto todo, que nada tenía; tan solo monotonía en mi atonía.   Trataba de entender a la tropa, trotando como un títere sin tregua, traspasado por el estrés y la tristeza; atascado entre mis propias trabas.   Te invito a destronar a…

Reclamo lo que siempre fue mío

Reclamo mi puesto. Reclamo mi sitio. Reclamo la fortaleza que nunca me adjudicaste y la valentía que jamás creíste. Ahora que mis sombras están desaparecieron me doy cuenta que todo lo que creía ser solo eran tus percepciones limitantes, me las creí todas. No soy la que las mata callando tan solo que tus palabras…

Por qué Nueva York se nos quedó pequeño

Te echo de menos. Te echo tanto de menos que en este invierno disfrazado de nostalgia se me congelan las ideas y no tengo tus abrazos para darme calor. Mírame una vez más. Por favor, mírame. No me veas como una extraña que se coló en tu tren sin billete. No me veas como una…

Nubes grises

Empieza la lluvia, las persianas bajadas y las ventanas cerradas. Cambia el tiempo, todo se vuelve de un color grisáceo, triste. Y es que todo me sale mal, me despierto con una sonrisa y me voy a la cama queriendo que todo fuese una pesadilla más y no un sueño menos. Vuelve la falta de…

Libre como el mar

Las vistas desde mi toalla huelen a sal y en ellas descubro tantas realidades simultáneas como caminos entre granos de arena. Las vistas desde mi toalla Son de azul cielo y de azul mar Y si te fuerzas, un difuminado horizonte recuerda que siempre hay un más allá que llega más lejos que tú. ¿Cuántas…