Latidos Hilvanados

Abrazas tan bonito cuando lo haces para otros, pero se te rompen las manos cuando intentas abrazarte a ti misma, no sabes por dónde cogerte. Importan más los rotos de los demás que los pedazos que vas dejando a cada paso incierto que das. Te dejas para mañana pero mañana siempre duele y sabe mejor…

Vivencias

Me miro en el reflejo de la copa de vino tinto que tengo delante y se presentan unos ojos con un brillo distinto con miles de batallas vistas y sobre todo, luchadas. Me fijo todavía más si puedo en el envoltorio de mis ojos: unas dulces y cada vez más amontonadas arrugas de tanto reír….

Detalles

Me gusta cuando me dejas una nota al lado del café recién hecho, para avisarme de que no estás pero que pronto volverás. Y luego entras por la puerta con una sonrisa, cumpliendo tu promesa. Me gusta que me despiertes con besos y con una voz suave, diciéndome que “hoy, siempre es una oportunidad para…

La felicidad está en el presente

Siempre me he cuestionado la filosofía de, la felicidad está en el presente y sino eres así nunca lo serás, por qué siempre tendrás una nueva excusa para posponerlo. He pasado la vida diaria por la lógica de la frase y si, aparenta sencilla de comprensión. Quizás todo ocurre en el momento adecuado y/o también…

Barrio

Barrio, mucho más que seis letras, corazones individuales latiendo conjuntamente, el mestizaje de tus colores, el sentir de tus olores, el fragor de tus pálpitos se maridan con los gritos de los niños, con el júbilo de tus mayores, con el andar caminante de personas anónimas que van poblando las calles de un barrio ilimitado,…

Paseo Nocturno

¿Quién ha sentido una vez en el alma la paz verdadera? ¡Oh infeliz mortal! Cuando haya muerto toda luz artificial y las negras campanas expiren sin calma, y con voz sepulcral susurren que es medianoche, y en el cielo no existan Luna ni estrellas, los demonios tomen apariencia de doncellas, las luciérnagas de su luz…

Imágen de un cielo estrellado

Ha de prenderse cada noche entre los fuegos, etéreos seres de luz inequívoca, y perderlo todo, forma y huellas, dios y rostro. Desfallecer el alma y el día y, ante la decrepitud del cielo, rogar por los cantares y la arena y la cal, y destronar con ellas los sórdidos aguijones que sacian el firmamento…

Cada loco con su cuerda

Le miré a los ojos y me reconocí en el brillo que perdí años atrás. Le miré y me dije, pero callé; pues a veces el propio silencio habla por sí solo. En cierto momento hasta me pareció que el mecanismo de mi pecho volvía a encenderse, a trompicones, como un trombón sin afinar. No…

Estaciones emocionales

Sentado en un tren, sin rumbo a ninguna parte contaba cuánto faltaba para acabar de olvidarte no sé si serían dos paradas más en vela o quizá me tocaría esperar a la última, lo único que realmente esperaba: no volver a reencontrarte ni en el asiento de al lado, ni en ninguna parte los vagones…

Mi vida

Que sería la compañía sin ti, que esto que siento que no me deja ni dormir, que sería levantarme todas las mañanas contigo que ojala pueda soñarte con el corazón y amarte con los ojos, poder compartir estos sueños y alegrías contigo, que sería de mí, sin ti. Vida Que pudiéramos acostarnos sin pensar en…