Restringida sociedad;Voy a seguir siendo yo

Lo siento si no soy como tú quieres que sea. Lo siento si con mi manera de hablar, pensar y sentir te he dado a entender algo que no era y te he hecho daño sin querer. Lo siento, lo siento, lo siento mucho por todas las veces que sin querer te pudiese haber herido. Siento mucho…

Duelos de infancia

Cuando Ernesto murió, el pequeño Isaac se quedó roto en mil pedazos. Sentía un profundo y punzante dolor en el corazón, como si le estuvieran clavando cristales ardiendo, sin tregua. Notaba como algo se quebraba en su interior, presionándole incluso la ira y los miedos hasta dejarle bloqueado, sin poder apenas moverse, paralizando todo su…

Espejo retrovisor

Soy de tormentas y noviembres malgastados, fuiste la leyenda del monstruo de ese lago, trinchera impaciente de los besos caída fugaz, rompí las redes del amor encuadernado. Terminó el juego, dibujamos un punto aparte, la despedida y mis espacios, naufragué al extrarradio de tus pies, voy a sentirme en cada piel hasta descoser las excusas…

Partida

Partida, de partir. Entrego mi vida en cada reparto de cartas, barajo mis olvidos en corazones empicados, en rombos de tréboles, en comodines incómodos. Los recuerdos, repartidos sobre un tapete, tapete color desierto, no se reparten parejas de tríos dudosos, las dobles parejas huyen en escaleras de colores inciertos, póker de añoranzas en cada manga…

Hogueras

Y  dejas que tu pueblo arda en hogueras que tú mismo has creado para luego apagarlas preocupado bajo mil focos encendidos sólo para ti   y convertirte en el héroe definitivo que alimenta y salva a la gente: conseguir desde hilos escondidos que se crean supervivientes y tú iluminado y sonriente el último de los…

Verde perpetuo

Tendía a tentar a tientas, a trazar el lienzo de la utopía. Temía tanto todo, que nada tenía; tan solo monotonía en mi atonía.   Trataba de entender a la tropa, trotando como un títere sin tregua, traspasado por el estrés y la tristeza; atascado entre mis propias trabas.   Te invito a destronar a…

Reclamo lo que siempre fue mío

Reclamo mi puesto. Reclamo mi sitio. Reclamo la fortaleza que nunca me adjudicaste y la valentía que jamás creíste. Ahora que mis sombras están desaparecieron me doy cuenta que todo lo que creía ser solo eran tus percepciones limitantes, me las creí todas. No soy la que las mata callando tan solo que tus palabras…

Libre como el mar

Las vistas desde mi toalla huelen a sal y en ellas descubro tantas realidades simultáneas como caminos entre granos de arena. Las vistas desde mi toalla Son de azul cielo y de azul mar Y si te fuerzas, un difuminado horizonte recuerda que siempre hay un más allá que llega más lejos que tú. ¿Cuántas…

Si nunca esperas…

“Si nunca esperas nada de nadie nunca te decepcionarás” apunta Sylvia Plath. Pero no esperar nada de nadie… ¿Es posible? Las personas esperamos cosas constantemente. No solemos ponernos –grandes- expectativas en personas que no nos importan, ya que para nosotros sus actitudes suelen tener poco valor en el día a día, y seguramente el sentimiento…

Somos espejos, somos reflejos

Todo lo que criticamos, prejuzgamos y odiamos en otras personas, no deja de ser lo que menos nos gusta de nosotros mismos. Proyecciones que realizamos en los demás, inconscientemente y sin intención de querer prestar demasiada atención a lo que en realidad nos sucede dentro del pecho, o en la cabeza. Todo lo que criticamos,…