Procrastinar mi vida y mi paz.

Cuando se habla de procrastinar la asociación que hacemos se refiere a  trabajo, tareas que debemos hacer, la compra, un mandado, reparar el coche y una lista de “por hacer” que no termina. Pero… ¿Sabes que también puedes procrastinar tu paz? Si, también puedes procrastinar tu paz, felicidad y tranquilidad. Donde se ven envueltas conversaciones…

ABAJO; SOL.

El sur me llena la piel de ramas cuando se aleja.   Día a día tacho el presente con la yema del mar y pienso que hay tactos apagados que encienden más que cinco sentidos.   El sur siempre se queda; abierto en su hueco deja paso a mi huella forastera que ojea, entre calle…

Seguir viviendo.

He aprendido a mirar y a besar con el pecho, aunque aún no he podido evitar que este se llene de heridas. He lamido bocas, en un abrir y cerrar de ojos, que a día de hoy no sé por quién suspiran. He escupido verdades sin miedo a lo que viene después, y sigo sin…

Sobre la felicidad

Estoy sentada junto al radiador, afuera llueve y por mi ventana puedo ver cómo el otoño se recrudece y los árboles, teñidos de bellos colores, empiezan a perder sus hojas. El aroma de mi taza de té me envuelve mientras escribo, afición que me produce un inmenso placer. En estos momentos, soy feliz. Y entonces…

Latidos Hilvanados

Abrazas tan bonito cuando lo haces para otros, pero se te rompen las manos cuando intentas abrazarte a ti misma, no sabes por dónde cogerte. Importan más los rotos de los demás que los pedazos que vas dejando a cada paso incierto que das. Te dejas para mañana pero mañana siempre duele y sabe mejor…

Abismo

Un día, Blas pensó que no podía sufrir más, que había llegado al límite. Que no había nada equiparable al dolor que le oprimía el pecho como miles de agujas, cada vez que se atrevía a respirar. Hasta que una mañana se levantó y no sintió nada. No había dolor. Ni opresión, ni agujas. Pero…

27:2:18 Ya no me sirve

Me he perdido entre la gente. Como si ellos pudieran verme y a la vez fuera invisible. Les controlo en la distancia y no les comprendo. O quizá es que no me comprenda a mí misma. No sé lo que estoy buscando. Pero si lo que no quiero encontrar. No quiero sonrisas por compromiso. Ni…

Vivencias

Me miro en el reflejo de la copa de vino tinto que tengo delante y se presentan unos ojos con un brillo distinto con miles de batallas vistas y sobre todo, luchadas. Me fijo todavía más si puedo en el envoltorio de mis ojos: unas dulces y cada vez más amontonadas arrugas de tanto reír….

A la deriva

Hay susurros ahogados suspiros tiritando sueños que destiñen el roble que los mece corazones sin billetes de ida, cuerpos sin navío, ni certezas,ni futuro borrando sus huellas y buscando La Tierra, suelo donde sus pies aprieten un asfalto que no arda, ni resuene el eco de la metralla entre sus dedos, una arcilla sin cicatrices…

Historias de hace 50 años

Habían pasado 50 años y aún hoy, resultaban extraños aquellos sentimientos no invitados… Se prometió no echar la vista atrás. Quería caminar y sabía que no podría hacerlo si no veía por donde pisaba… quería vivir. Durante largo tiempo las directrices a seguir fueron estrictas, ese fue el precio a pagar por sus decisiones. Mas…