Ya no hay ejecuciones públicas en las plazas

Ya no hay ejecuciones públicas en las plazas y los niños se aburren en la plenitud de sus facultades: sólo pueden matar al prójimo en mundos virtuales en los que el soldado resucita una y otra vez para vivir la misma escena a tiro limpio para morir dentro de sí mismo en un día de…

Barrio

Barrio, mucho más que seis letras, corazones individuales latiendo conjuntamente, el mestizaje de tus colores, el sentir de tus olores, el fragor de tus pálpitos se maridan con los gritos de los niños, con el júbilo de tus mayores, con el andar caminante de personas anónimas que van poblando las calles de un barrio ilimitado,…

Paseo Nocturno

¿Quién ha sentido una vez en el alma la paz verdadera? ¡Oh infeliz mortal! Cuando haya muerto toda luz artificial y las negras campanas expiren sin calma, y con voz sepulcral susurren que es medianoche, y en el cielo no existan Luna ni estrellas, los demonios tomen apariencia de doncellas, las luciérnagas de su luz…

Imágen de un cielo estrellado

Ha de prenderse cada noche entre los fuegos, etéreos seres de luz inequívoca, y perderlo todo, forma y huellas, dios y rostro. Desfallecer el alma y el día y, ante la decrepitud del cielo, rogar por los cantares y la arena y la cal, y destronar con ellas los sórdidos aguijones que sacian el firmamento…

Cada loco con su cuerda

Le miré a los ojos y me reconocí en el brillo que perdí años atrás. Le miré y me dije, pero callé; pues a veces el propio silencio habla por sí solo. En cierto momento hasta me pareció que el mecanismo de mi pecho volvía a encenderse, a trompicones, como un trombón sin afinar. No…

Estaciones emocionales

Sentado en un tren, sin rumbo a ninguna parte contaba cuánto faltaba para acabar de olvidarte no sé si serían dos paradas más en vela o quizá me tocaría esperar a la última, lo único que realmente esperaba: no volver a reencontrarte ni en el asiento de al lado, ni en ninguna parte los vagones…

Mi vida

Que sería la compañía sin ti, que esto que siento que no me deja ni dormir, que sería levantarme todas las mañanas contigo que ojala pueda soñarte con el corazón y amarte con los ojos, poder compartir estos sueños y alegrías contigo, que sería de mí, sin ti. Vida Que pudiéramos acostarnos sin pensar en…

SCOTT: EL MELANCÓLICO CRONISTA DE LA FELICIDAD PERDIDA

“quiero amar primero, y vivir circunstancialmente” ZELDA SAYRE por qué cargas con todo el amor que no te he dado? a este lado de mi paraíso no existen guerras en las que morir sólo consiste en un desmedido carnaval sin verdaderas aspiraciones emocionales como alimento no demasiado nutritivo para la nostalgia de tu futuro y__________________…

Partida

Partida, de partir. Entrego mi vida en cada reparto de cartas, barajo mis olvidos en corazones empicados, en rombos de tréboles, en comodines incómodos. Los recuerdos, repartidos sobre un tapete, tapete color desierto, no se reparten parejas de tríos dudosos, las dobles parejas huyen en escaleras de colores inciertos, póker de añoranzas en cada manga…

Hogueras

Y  dejas que tu pueblo arda en hogueras que tú mismo has creado para luego apagarlas preocupado bajo mil focos encendidos sólo para ti   y convertirte en el héroe definitivo que alimenta y salva a la gente: conseguir desde hilos escondidos que se crean supervivientes y tú iluminado y sonriente el último de los…