A la deriva

en

Hay susurros ahogados
suspiros tiritando
sueños que destiñen el roble que los mece
corazones sin billetes de ida,
cuerpos sin navío, ni certezas,ni futuro
borrando sus huellas y buscando La Tierra, suelo donde sus pies
aprieten un asfalto que no arda,
ni resuene el eco de la metralla entre sus dedos,
una arcilla sin cicatrices magentas.
Hay vidas jugando al mañana
con piezas derruidas y descascarilladas,
hay un tablero gigante y pocas casillas
donde sentirse en casa,
hay vidas jugandosela a la nada,
hay cuerpos a la deriva del salitre,
hay azul, hay sangre desterrada,
hay madera sujetando la sonrisa de cientos de personas.

Autora: Andrea Springs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.