Paseo Nocturno

en

¿Quién ha sentido una vez en el alma
la paz verdadera? ¡Oh infeliz mortal!
Cuando haya muerto toda luz artificial
y las negras campanas expiren sin calma,

y con voz sepulcral susurren que es medianoche,
y en el cielo no existan Luna ni estrellas,
los demonios tomen apariencia de doncellas,
las luciérnagas de su luz blanca hagan derroche.

las tinieblas te ofrezcan un pueblo viejo y desierto:
dirige tus pasos al cementerio mas cercano,
caminarás con las sombras tomado de la mano
al único lecho que te guarda el descanso cierto.

Aquí no escucharás nada, el silencio es mudo,
aquí la vida derrotada para siempre se ha callado.
La luz nunca ilumina, solo el viejo blanqueado
de mi tumba delata las lágrimas de mi dolor agudo.

En esta callada mansión, oscura y sombría,
donde perpetua y soberbia reina la soledad,
seré huésped de honor para toda la eternidad
y recibiré los besos de mi amada día a día.

Autor: Sergio Gancino Lara

Fotografía: Klever Vásquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.