Holocausto

Bienvenido a una masacre cardíaca,
en el suelo los restos de un amor en oferta
un par de macetas desbordadas de raíces,
demasiados enjambres y miel de carmín,
en horizontal esa corriente de aire
caliente que termina en huracanes,
faltan miradas y sobra Wi-Fi en las mesas,
aristas y curvas peligrosas,
sobran mentes tan criminales como caprichosas,
silencios de miradas astutas,
aquí
arrastrándose
hay corazones en estado de máxima alerta.

Aviso importante,
la válvula de huida tiene vistas al mar,
antes de entrar, déjame salir.

 

Autora: Andrea Spring (@springstemptation)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.