Estaciones emocionales

Sentado en un tren,

sin rumbo a ninguna parte

contaba cuánto faltaba para acabar de olvidarte

no sé si serían dos paradas más en vela

o quizá me tocaría esperar a la última,

lo único que realmente esperaba:

no volver a reencontrarte

ni en el asiento de al lado,

ni en ninguna parte

los vagones separados por el abismo de la mentira

que jamás volverían a unirse

fue un duro golpe para esta vida

o fue la cura para redimirse

sólo quiero decir que lo siento

porque realmente lo hice

indudablemente te quise

en todas y cada una de las estaciones.

 

Autor: Génesis (@srnavarrof23)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.