TU UNIVERSO

Juraría que contigo,
las perseidas en vez de caer,
suben.
Y al contrario que la rutina,
no serían los planetas suspendidos
en la nada,
sino yo adentrándome
en tu órbita, suspendido
en las comisuras  de tus labios,
mezclando en un beso
la razón, el deseo y el corazón,
y absorbernos como el tallo
de las flores lo hace con el agua
de la tierra,
treparnos los cuerpos
hasta que el mundo
comprenda por fin,
que no es el final lo que realmente
importa, sino
la historia en sí misma,
que el verano te habrá quitado la ropa,
pero sé que pensabas en mí cada vez
que una prenda caía al suelo.

El infinito se nos quedará pequeño,
demasiada poesía la nuestra.
Quiero que vengas como lluvia en agosto,
y me mojes las pestañas,
rozar mi mejilla en tu mentón
como un gato pidiendo
unas manos que le acaricien,
quiero que seas mi perdición
más perdida,
y las manos que me salven
en las noches más
oscuras.

Autor: Daniel Sánchez (@Elbaúldelasvidas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.