Cállate

en

Deja que te diga,
cállate.
Mira tampoco hace falta,
cierra el pico.
Siéntate,
y deja que ponga cinta en la boca
porque estoy tan harta de que no quieras escuchar.
¿Sabes? Eres tan estúpido que ni siquiera quieres ver
que la casa que comparto contigo se puede desvanecer
tan rápido como el fuego arrasa con todo a su paso.
Y no estoy dispuesta a salir disparada
sin mi permiso acerca del lugar donde elegí vivir.

Quieres la comodidad del todo hecho,
ignoras la realidad que reside enfrente de tus ojos
tanta catástrofe te ha dormido ante el dolor de
cada uno de los que le siguen precediendo.
Quieres la solución rápida a la que te tienen acostumbrado
pero deja de ser tan estúpido
y perdona por tanta falta de respeto
ya me cansé de ver cómo crees
que saldremos de esto bien con tus ojos cerrados.
Ya me cansé de esperar a que despiertes
antes de  que salgamos heridos en llamas.

¿Quieres más evidencias sobre las luces rojas?

Cállate
y deja de lanzar tu basura al agua de la que nacemos.
Cállate
y deja de herir a los árboles que nos proporcionan
El aire que respiramos.
Cállate
y deja de matar sin necesidad más animales de
lo que necesitamos para comer.
Cállate
y deja de consumir tan ferozmente
Cállate
¿No ves que no necesitas ni la mitad de lo que
crees necesitar en tu posesión?
Que luego la mitad irá a algún supuesto basurero
dentro de nuestra sana tierra.
Perdona tanta falta de respeto
pero ya no puedo quedarme callada
ante la destrucción del también llamado mi hogar.

 

Autora: Thais Calvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.