Erasmus

Hoy, en la tele han emitido
las miles de muertes,
los niños que se mueren de hambre,
las balas por metro cuadrado,
los hombres senadores decidiendo la vida de cientos de mujeres,
los sueños en cáscaras de nuez hundiéndose en el Mediterráneo,
y he perdido la cuenta de los políticos que rellenan su cartera,
pero lo peor de todo
es la normalidad de nuestra conversación,
como si viviésemos en un mundo paralelo,
como si la diana de esa bala no fuera una persona,
como si ese niño no jugase en el patio de un colegio,
como si esos hombres no tuvieran abuelas, madres e hijas,
como si el Mediterráneo fuera un erasmus,
como si no fuesen elegidos por nosotros,
y lo peor,
es que seguimos sin darnos cuenta,
es que no queremos darnos cuenta,
o nos damos cuenta y duele menos
mirar hacia otro lado.

 

Autora:  Andrea Springs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.